Dormir suficiente regula el apetito

/
0 Comentarios
“Como poco, me privo de muchas cosas y aun así no adelgazo”. Ésta es una reflexión simplificada con la que muchos podemos sentirnos identificados. Estamos gordos sin motivo aparente y encima nos sentimos culpables, que ya es tremendo. Desde luego que si estamos gordos es señal de que el metabolismo no está funcionando de forma óptima y es un indicativo de que deberíamos “reprogramarlo”. ¿Cómo? Hoy solamente nos centraremos en la necesidad de dormir cada día las horas suficientes, que para un adulto de entre 19 y 55 años son 8 horas, descendiendo algo después de esa edad.

10 días sin sueño pueden matarte, antes que una huelga de hambre… buen dato para que recordemos la importancia de un sueño. Cuando el sueño es profundo y bueno, lo llamamos “sueño reparador” y resulta ser exactamente eso lo que hace “reparar nuestras células” y además segregar importantes hormonas que son las que dan las órdenes adecuadas a nuestro cuerpo.


Dos de esas hormonas que se regulan durante el sueño son las que nos equilibran el apetito: la leptina y la grelina.

La hormona leptina la produce nuestra grasa, nuestros adipocitos, indicándole al cerebro que hay suficiente energía para funcionar y que no es necesario comer más. La leptina es, por así decirlo, la hormona que corta el apetito, la que indica saciedad. Fue descubierta no hace tanto tiempo, en el año 1994 y es de suponer que queda aún mucho que aprender sobre ella y su funcionamiento. Jon Gabriel resalta su importancia:
“Se considera que la leptina es la hormona maestra que regula el peso del cuerpo. Causa una sensación de saciedad, reduce las ansias de azúcar, le indica a la tiroides que acelere el metabolismo y le indica al hígado que empiece a quemar grasas”.
La hormona grelina hace el efecto contrario a la leptina. La produce el estómago cuando está vacío y al detectarse un déficit de energía, actúa despertándonos el apetito. Además el cerebro manda la orden de no quemar grasa, disminuyendo la tasa metabólica.

Un buen equilibrio leptina/grelina no actúa sólo sobre el apetito y la grasa acumulada sino sobre el metabolismo en general y la energía producida por el organismo.

¿Y qué pasa cuando no dormimos lo suficiente? La privación de sueño hace bajar los niveles de leptina (saciedad) y subir la grelina (apetito). Así que si queremos mantener un peso óptimo a la vez que regular nuestros niveles de energía, debemos atender y dar la importancia que merece a nuestras horas de sueño.


- - - - - - - - - - - -
“El método Gabriel”, Jon Gabriel, Ed. Urano, 2009.
http://www.lifehack.org/articles/lifestyle/16-amazing-facts-about-sleep-that-will-surely-impress-you.html


También te puede interesar