Si estás leyendo este blog, seguramente ya te ocupas de cuidar tu salud y tu estilo de vida. Te interesas por llevar una alimentación lo más adecuada posible, haces algo de ejercicio y te preocupas por tu aspecto. Pero en realidad como dice el Dr. Donald Klatz “quizás el arma antienvejecimiento más poderosa que poseemos es la mente”.

La manera en que reaccionamos ante los contratiempos de la vida –sentimentales y familiares, laborales o de enfermedades- afecta a nuestra salud más de lo que creeríamos en un principio. El cortisol, la hormona que producimos cuando nos encontramos en una situación de estrés, se relaciona con más de una docena de patologías degenerativas. Debemos pues cambiar las actitudes con las que nos enfrentamos a los problemas ya que éstos no podremos evitarlos, vendrán seguro.


No obstante, una situación de estrés puntual no es perjudicial en sí misma, lo que daña nuestro organismo y los múltiples procesos que se dan en él, es la prolongación del estrés en el tiempo: el estrés crónico.

Pero a veces tenemos la idea de que la mente y el cerebro se cuidan solos, de que reaccionan autónomamente o porque nosotros lo decidimos así después de haber leído los consejos de un libro de autoayuda. Sin embargo, igual que vamos al gimnasio para poner nuestro cuerpo en forma y notamos la mejoría conforme entrenamos, la mente también necesita de ejercicios continuados y regulares que la fortalezcan y creen nuevos circuitos de pensamiento. Y no vale hacerlos un día de manera puntual, igual que no sirve darse una caminata de 10 km y no volver a hacerlo en un mes.


Cuando tenemos un problema concreto que nos atormenta durante largo tiempo, lo más importante es romper el círculo vicioso en el que nos encontramos. Nos hemos quedado “pillados” como el ordenador en una inercia de pensamiento obsesivo. Hay que meter una cuña, romper una brecha en esos desvaríos de tintes neuróticos. ¿Cómo? Te contamos una de las propuestas de la doctora Victoria Baras Vall.
“La práctica de una actividad que induzca la respuesta de relajación supone una cambio sustancial. Permite la alternancia del sistema simpático (área del sistema nervioso responsable de las respuestas de alerta, vigilia y alarma) y el sistema parasimpático (sistema nervioso responsable de los mecanismos de relajación)”.
Se trata de hacer actividades y ejercicios que conecten los dos hemisferios cerebrales, estas nuevas conexiones interhemisféricas restablecen el equilibrio. Serviría, por ejemplo, cualquier actividad donde los pies no toquen el suelo como ir en bicicleta o montar a caballo. Pero si esto no es algo que puedas hacer fácilmente, aquí va otro muy sencillo y asequible:
-          Con la lengua apoyada en el paladar respira profundamente y camina a grandes zancadas con el paso cruzado de un militar: se adelanta la pierna izquierda acompañando con el brazo derecho y al contrario. Mientras, cuenta cantando del 1 al 100.
Los dos hemisferios se conectan por la conjunción de los ejercicios a la vez: el paso cruzado por un lado, y las matemáticas cantadas (lenguaje) por otro.

Un segundo ejercicio se muestra en este vídeo. Mis alumnos de 2º de ESO me han hecho en clase un par de ellos similares, aunque algo más complicados y con música de fondo. Quedó muy divertido.

En resumidas cuentas, podríamos cambiar la conocida frase que nos animaba a cuidar nuestro cuerpo: “mens sana in corpore sano” por otra que diría “con una mente sana tendrás un cuerpo más sano”, así que ¡entrena tu mente!

Otelo, dirigida por Eduardo Vasco, se representa en Madrid hasta el 14 de septiembre. Todo un verano por delante para asistir a la escenificación de una de las grandes tragedias de la historia del teatro.  El papel de Otelo, “el moro de Venecia”, recae sobre los hombros de Daniel Albadalejo a quien -junto a Arturo Querejeta como Yago y Cristina Adua que es Desdémona- viste Lorenzo Caprile.

El modista madrileño de origen italiano Lorenzo Caprile –no le gusta que lo llamen “diseñador”- es más conocido por su taller de alta costura y por vestir a la reina Letizia y a otras celebridades. Sin embargo, Caprile, licenciado en Lengua y Literatura, disfruta asimismo en sus labores como figurinista escénico. Sobre su trabajo en Otelo afirma que ha querido incidir en la masculinidad de los trajes de corte renacentista con abundancia de colores oscuros. Resalta también que los diseños que ha creado se basan en elementos esenciales huyendo de detalles superfluos. La labor del figurinista escénico tiene un relevante papel en la configuración de cualquier personaje, siendo importante tanto para el actor que se mete dentro de él, como para el público.


En su faceta como diseñador de vestuario ha tenido incursiones en ballet, ópera y cine donde destaca la película “La dama boba”, trabajo por el que obtuvo la Biznaga de Plata al mejor vestuario en el Festival de Málaga en 2006.

En cuanto al teatro, su anterior trabajo con Eduardo Vasco, en "Noche de reyes", también de Shakespeare y también con Albaladejo de protagonista, le hizo merecedor, junto a su participación en "El malentendido", de Albert Camus, y la adaptación teatral de "Fuegos", de Marguerite Yourcenar, del Premio Ceres 2013 al Mejor Vestuario que recibió en el marco del Festival de Mérida.

El vestuario de Lorenzo Caprile… un motivo extra para acercarnos a ver “Otelo”.


"Un día en la playa" de Sonia Pastor.
Esta mañana ha tenido lugar en el restaurante Vino Mío un pequeño evento multidisciplinar que ha aunado arte, joyas y gastronomía. El motivo ha sido la clausura de la exposición de cuadros de la artista marbellí nacida en Marruecos, Sonia Pastor. Hemos podido disfrutar con las creaciones de Sonia, probarnos los collares y brazaletes de Annette&Mimi, escuchar poesía y, por supuesto, saborear un delicioso y completo brunch que ha preparado Vino Mío. 

Sonia Pastor







La conjugación de artistas con la moda es una fusión por la que se apuesta cada vez en más ocasiones y el lugar elegido junto al teatro Cervantes de Málaga, no podía ser más apropiado.

Los cuadros-joya de Sonia Pastor atraen la mirada hacia el lugar donde se encuentran porque los materiales de sus obras no son el óleo ni la acuarela, sino el oro, la porcelana y los cristales de Swarovski. La combinación de colores de estos nobles materiales adopta en sus obras formas circulares y ovaladas que recuerdan a la armonía de la vida celular y en algunas ráfagas nos trae reminiscencias de Klimt. Se trata de unas creaciones realmente originales que utilizan una técnica única que Pastor ha desarrollado después de tres años de investigación. Algunos de estos cuadros-joya han podido verse en el showroom de Versace y en galerías de arte de Puerto Banús.



Un estupendo complemento para la exposición han sido las joyas de Annette&Mimi, de las que hemos hablado ya en alguna ocasión, con sus piedras naturales perfectamente armonizables con cualquier prenda de ropa y que son todo un estímulo para los sentidos.




May Ramírez para Annette&Mimi: 647457232

Vimos ayer la película “Un largo viaje” (The Railway Man) del director Jonathan Teplitzky, con producción australiana y británica. El film, basado en una historia real, se desarrolla en los años 80 en Escocia con saltos adelante y atrás en el tiempo hacia 1942 y la caída de Singapur durante la II Guerra Mundial. Colin Firth y Jeremy Irvine interpretan al mismo personaje en estos dos momentos de su vida de manera muy interesante e intensa, mientras que Nicole Kidman, fiel a su impasibilidad, adopta el papel de la esposa del protagonista, Eric Lomax.


Disfrutamos las dos horas de película, yo –como anglófila que soy- fijándome de manera especial en el trabajo de la diseñadora de vestuario Lizzy Gardiner con respecto a Nicole Kidman, a quien caracteriza como representante ideal de mujer inglesa cultivada y educada. Esta descripción de lo que una mujer inglesa elegante debe llevar me la explicó, precisamente en los años 80, una profesora de clases particulares que tuve en Inglaterra, quien me dijo que el perfecto exponente de tal forma de vestir era la Reina.

La ropa tradicional british en primer lugar huye de colores chillones, centrándose principalmente en marrones, grises y verdes botella. Claramente debe tener en cuenta la climatología de las islas, así que abrigos, trenkas e impermeables son prendas indispensables. Confortables y gruesas para que cumplan bien su función. Nicole Kidman luce tres abrigos (dos grises y uno verde) y una trenka marrón claro con la vuelta de cuadros. También podemos ver a la actriz con un impermeable y –cómo no- con botas de agua de caña larga, las típicas wellingtons o “wellies”. Para ayudar con el frío y el viento, el ropero inglés incluye gorros y sombreros, y también los pañuelos anudados cubriendo la cabeza. A la Kidman el gorro azul de lana le queda como un guante, ¡los guantes tampoco pueden faltar! Se la ve conduciendo con ellos.


Después, cuando entramos en los interiores, tenemos los jerseys y rebecas o cárdigans abotonados de algodón, lana inglesa o cachemir (dependiendo de lo que queramos invertir). Y por último las blusas de seda con o sin lazada y las faldas rectas o con tablas con longitud dos dedos por debajo de la rodilla. No pueden faltar el estampado de pequeñas flores (tipo Laura Ashley) en las blusas y vestidos, siempre en tonos pastel, como el que lleva la actriz en una de las últimas escenas de la película.



Como complementos, tenemos zapatos bajos o con poco tacón, bolsos clásicos, pañuelos de seda al cuello, combinando un par de colores, y joyería discreta con un toque antiguo si puede ser, como el anillo que luce Nicole Kidman.


Lizzy Gardiner, quien ganó un óscar por el vestuario de “Priscilla, reina del desierto”, no ha incluido (creo) ninguna prenda con el típico tartán escocés, quizás para que no resultara demasiado esteriotipado.

Como características generales, un inglés se decanta por prendas resistentes, duraderas y de buena calidad, a prueba de modas pasajeras. Ese es el paradigma de la elegancia british. Tal vez en el metro de Londres no encontraríamos muchos ejemplos, pero si viste esta semana a Jeremy Irons en El hormiguero, ya sabes de qué hablamos. 


Tienes el pelo liso pero qué bien te queda en verano con las ondas saladas que aparecen después de bañarte. Pues L’Oréal ha sacado el producto Beach Waves para conseguir este efecto. Lo bueno de este producto –nos cuenta Raquel del Salón Silvia García en Alhaurín- es que no tiene un efecto permanente sino que dura 8 semanas y después el pelo vuelve a su estado original: el tiempo justo para llegar al otoño.

Los bigudíes que se utilizan son diferentes de los usuales, más gruesos, y no se colocan desde la raíz del pelo sino que se hacen unas coletas a la altura desde la que queramos que empiece la onda. El resultado obtenido varía dependiendo del tipo de pelo y el grosor de las coletas.

Hay que tener en cuenta que Beach Waves no se puede utilizar en pelo decolorado o en pelo con más de un 30% de mechas.

Raquel propone otro método más fácil y eventual más conseguir pelo ondulado: hacerse dos trenzas con el pelo húmedo y dormir con ellas: nuevo look a la mañana siguiente J


¿Es la vitamina D la más importante de todas? Casi que podríamos decir que sí, porque la vitamina D es diferente de las demás vitaminas. El resto de las vitaminas, -esenciales para el correcto funcionamiento del organismo- las adquirimos mediante los alimentos que ingerimos. Por el contrario, la vitamina D es la única que nuestro cuerpo fabrica y produce por sí mismo. ¿Cómo? Mediante la exposición solar diaria, por la toma de suplementos en la cantidad adecuada y, en menor medida, por los alimentos que tomamos. Somos fabricantes de vitamina D con el efecto del sol sobre nuestra piel ¿no es fantástico? Pero tengamos un dato en mente: un 40% de la población es deficiente en vitamina D.

El siguiente “milagro” que nuestro cuerpo realiza es que una vez que tenemos ya la vitamina D, el organismo la convierte en una hormona que recibe el nombre de “vitamina D activada” o calcitriol. Viendo la vitamina D como una hormona y no como una vitamina tal vez nos tomemos más en serio el hecho de conseguir unos niveles óptimos de la misma y no caer en deficiencia. Así que si no tomamos el sol diariamente durante un rato (y durante periodos de invierno) deberíamos plantearnos su suplementación.

Está extendida la idea de que la vitamina D es buena para los huesos. Efectivamente, la vitamina D es la que hace que el calcio y el fósforo puedan ser absorbidos por los mismos. Pero es menos conocida su importancia esencial en otros aspectos relacionados con nuestra salud. Yo destacaría:
  •           Su papel en el fortalecimiento del sistema inmunitario (prevención de enfermedades).
  •           Sus efectos para prevenir y combatir el cáncer.

Pero también interviene en el funcionamiento de los músculos, en la salud cardiovascular y la circulación, en el aparato respiratorio, y de manera muy relevante también en el desarrollo y correcto funcionamiento del cerebro.

En algunos países, la medición de los niveles de vitamina D forma parte de los análisis rutinarios (como aquí por ejemplo los de colesterol), pero en España hay que pedir expresamente al médico que prescriba este detalle en el momento de escribir nuestra receta. Por experiencia sé que suelen añadirlo sin problema. La forma de vitamina D que hay que solicitar es: 25(OH)D. Cuando la vitamina D llega a nuestro cuerpo, gracias al sol o a los suplementos, el hígado (ese maravilloso laboratorio) la transforma en 25(OH)D y la envía al resto de órganos y tejidos para ser utilizada.

Si queremos mirar por nuestra salud, una manera relevante y poco complicada sería empezar por averiguar nuestros niveles de vitamina D y plantearnos su suplementación si fuese necesario, las gripes y los catarros del invierno (por ejemplo) pueden pasar a la historia.
El rosa empolvado (o rosa palo) salta de la primavera al otoño/invierno y deja de ser exclusivo de sedas, organzas y las telas delicadas de la lencería, para conquistar todo tipo de tejidos, prendas e incluso cazadoras de cuero. Siguiendo esta línea, la reina Letizia eligió hoy para el encuentro de los reyes con el presidente francés Francois Hollande en el Elíseo, un total look en este color: vestido, bolso, zapatos y pendientes. El vestido es de Felipe Varela –cómo no- y los zapatos de Magrit.

Los tonos pastel siempre dan un toque extra de femineidad y elegancia a cualquier conjunto y este invierno hasta los looks rockeros serán más “dulces”.

Mason
Le Specs
Alexander McQueen
Aquí os presentamos una selección de prendas y accesorios de lujo del portal Net-a-porter. Ahora están de rebajas, pero incluso así son aptos sólo para nuestros ojos y no nuestros bolsillos. 




Miu Miu

Chloé

Valentino
Por fortuna, las restricciones o convenciones sobre los colores que un hombre puede o no llevar forman parte del pasado, aunque algunos aún podemos recordar las primeras veces que vimos el rosa en camisas o camisetas masculinas. Las únicas restricciones que podemos imponernos –si nos apetece, por supuesto- son las dedicadas a la estación del año. En este sentido, el verano es el momento para que los hombres de cualquier edad se decidan por pantalones y chaquetas blancas, en todos sus matices, para acompañar la brillante luz exterior.

Son fáciles de combinar ya sea con colores fuertes para contrastar, o con tonos más discretos como grises o azules. Bien llevadas, las prendas blancas proporcionarán un toque de sofisticación y alegrarán la mirada de los demás.

Os presentamos algunos ejemplos escogidos de las rebajas de ZARA con diferentes tejidos.

Pantalón de popelín

Pantalón de lino

Bermudas oversize
 Ver

Bermudas de lino con trabillas laterales

Las chaquetas no son en blanco puro sino matizado, con el fin de no parecer marinero en tierra.

Blazer en blanco roto

Blazer de felpa en tono crudo
Tueste natural, es ese tostado el que le confiere al café parte del aroma y sabor al que estamos tan habituados y que nos levanta el ánimo y el espíritu por las mañanas. Sin embargo, al igual que otros procesos que hacen perder cualidades a los alimentos, es ese tueste el que disminuye las propiedades beneficiosas del grano de café.

Los granos de café –que son originalmente verdes- contienen cantidades altas de ácido clorogénico y otros polifenoles que se pierden de manera importante durante el proceso de tostado que los convierte en marrones. Estas sustancias son las que le confieren poder antioxidante, de control de la glucosa y la grasa e incluso propiedades anticancerígenas y de eliminación de cálculos biliares.

En la revista “Consejos de tu farmacéutico”, la farmacéutica María Sastre nos describe algunos de los efectos del café verde:
  •         Produce una acción saciante y reductora del apetito.
  •         Acelera el metabolismo de la glucosa, con una acción favorecedora de la termogénesis aumentando nuestra combustión de grasa. Es por esto que dicen que aumenta nuestros niveles de energía.
  •         Reduce la absorción de la glucosa ingerida en la dieta. Parece que inhibe la acción de la enzima amilasa que convierte los almidones en glucosa.
Es el citado ácido clorogénico el que se ha valorado en estudios como favorecedor de la metabolización de las grasas provocando una pérdida de peso:


En la 245 Reunión y Exposición de la Sociedad Americana de Química (ACS) en el año 2013, el doctor Joe Vinson ysus colaboradores describieron cómo un grupo de personas con sobrepeso u obesos que consumieron 28 gramos de extracto de granos de café verde al día, perdieron cerca de un 10 por ciento de su peso corporal.

Asimismo, según el reportaje publicado en la revistade Life Extension, el extracto de café verde puede tener hasta 17 beneficios para el metabolismo.

Por otro lado, en los comentarios de este suplemento de la marca Source Naturals, muchas personas refieren efectividad en cuanto a la pérdida de peso. Alguno habla de efectos secundarios como dolor de cabeza por sensibilidad a la cafeína que desaparecieron al reducir la dosis. Desde luego, que ante cualquier síntoma anormal o diferente lo mejor es dejar de tomar el producto y consultar al médico.

El café verde puede encontrarse en grano tanto con cafeína como descafeinado; en farmacia lo tenemos en botes con la infusión líquida ya preparada (que me parece muy caro);  y en tiendas de suplementos podemos adquirir el extracto de té verde en cápsulas.

Mujeres embarazadas, y personas con patologías cardíacas, hepáticas o renales deben evitar tomarlo.

En cualquier caso, nuestros hábitos deben dirigirse a llevar la dieta más adecuada acompañada de ejercicio físico regular. 

"El cliente siempre tiene la razón" es una frase de Selfridge

Televisión Española tiene en antena la primera temporada de la serie británica “Mr Selfridge”, serie que sigue la mejor tradición inglesa de aunar la recreación histórica con buenas interpretaciones y una excelente ambientación, y esta serie -como otras de su estilo- es un auténtico disfrute.

Jeremy Piven, Aisling Loftus y Katherine Kelly son algunos de los actores de la serie que dibuja la vida del fundador de los almacenes de Oxford Street “Selfridges” y está basada en el libro de la escritora Lindy Woodhead “Shopping, Seduction and Mr Selfridge”.

Podemos encontrar en la serie de Antena 3 “Galerías Velvet” un planteamiento básico inicial similar a “Mr Selfridge”, con unos grandes almacenes propiedad de una familia, en este caso en la España de los años 50, las vicisitudes y tribulaciones de las dependientas como líneas argumentales paralelas, y un responsable y serio encargado general de la tienda. Galerías Velvet es esa serie donde los actores secundarios son mucho mejores que sus dos insulsos y desapasionados protagonistas.


Harry Selfridge llega a Londres procedente de Chicago y representa al hombre hecho a sí mismo, el prototipo del hombre ambicioso, visionario y creativo, capaz de grandes empresas y perfecto para una historia televisiva. Al igual que otros antihéroes de los que se llevan ahora en la ficción, Harry Selfridge posee una faceta de jugador empedernido y mujeriego, lo que le lleva en el año 39 a abandonar la empresa por problemas financieros.

Casado con la cultivada Rose Buckingham, para integrarse en la vida londinense se hizo llamar Gordon y sus empleados le llamaron siempre “The Chief”. Su hijo Gordon Jr. le ayudó a dirigir la empresa y a finales de los años 20 la convirtieron en el mayor grupo comercial de Europa.

En la serie pueden observarse los rasgos característicos del espíritu empresarial y comercial de Selfridge como eran la innovadora utilización de la publicidad, el uso creativo del escaparatismo y, sobre todo, la intuición para vislumbrar y adaptarse al cambio del rol de la mujer que se dio a lo largo del siglo XX.

Saliendo tímidamente de la rigidez victoriana de la sociedad inglesa a principios de siglo, Harry Selfridge da apoyo a las sufragistas y se propone como objetivo atraer al público femenino que empieza a adoptar un papel activo en la gestión del consumo familiar. Se da cuenta de que la moda va a empezar a simbolizar el cambio social de la liberación femenina (las sufragistas vestían de blanco y no con colores oscuros) y, por ejemplo, causa un gran impacto al situar la cosmética a la entrada del establecimiento sacando estos productos de la zona de farmacia.

El amarillo es el color corporativo
Siempre buscando la innovación y el ir más allá (una de sus frases es “No hay mayor diversión que el trabajo”) sus artículos se repartían tres veces al día por todo Londres y fue el primero en instalar una librería y una sección de mascotas. Además, la tienda acogía –y sigue acogiendo puesto que tiene hasta galería de arte- actuaciones y visitas de afamados bailarines o celebridades.

Después de más de 100 años de historia, Selfridges es propiedad desde 2003 de W. Galen Weston y su familia quienes intentan continuar el espíritu de su fundador. Ha sido galardonada en varias ocasiones como “The Best Department Store in the World” y el edificio neoclásico de Oxford Street alberga el departamento de zapatos más grande del mundo, con 11 boutiques y 4.000 pares de zapatos.

La segunda temporada de la serie, que ya se puede ver en el Reino Unido, se desarrolla durante los años de la Primera Guerra Mundial cuando Harry Selfrigde dirige su empresa por estos turbulentos momentos e incluye a las  mujeres en puestos de trabajo antes reservados a los hombres quienes ahora se encuentran en el frente.

Me causa admiración el amor y el respeto del pueblo inglés por su historia y sus personajes, convirtiéndolos en señas de identidad común. Me pregunto si en España podríamos inventar historias semejantes sobre los propietarios e impulsores de empresas multinacionales que han nacido en nuestro país como Zara, Mango o Adolfo Domínguez. Creatividad y buenos actores desde luego no nos faltan.