Repelentes de mosquitos sanos y seguros

/
0 Comentarios
Puede que como yo seas de los que al poner una pastilla en el aparato eléctrico antimosquitos antes de dormir piense: “Si es malo para los mosquitos también lo será para mí”. ¿Qué sustancias químicas contendrá la pastilla o la botellita de líquido? Las de “Bosque Verde”, que son las que utilizo, llevan este significativo aviso con su pez muerto boca arriba y todo:
PELIGROSO PARA EL MEDIOAMBIENTE. ¿Y qué somos nosotros? ¿Dónde estamos y vivimos? La advertencia no puede ser más explicativa. Sin embargo en la caja siguen dándonos mucha otra información sobre precauciones, instrucciones de uso y recomendaciones para casos de intoxicación o accidente…

Su composición: D-Aletrina al 5,10%.

Esto es lo que dice la Wikipedia sobre las aletrinas:
“Los compuestos tienen baja toxicidad para aves y humanos, y se emplean en insecticidas domésticos y cebos de mosquitos. Son altamente tóxicos para peces y abejas. Los insectos sujetos a su exposición se paralizan antes de morir. Para el control de mosquitos al aire libre se emplean por aspersión, en concentraciones reducidas”.
En la Guía para la Salud y la Seguridad de la OMS, publicada en México, aclara algo más:
“No se han publicado datos sobre su toxicidad para los seres humanos. No hay indicaciones de bioacumulación bajo condiciones normales de uso.
Los resultados de estudios a corto plazo en animales de experimentación sugieren que las aletrinas son de débil a moderadamente tóxicas”.
Por suerte y por si no nos fiamos de su inocuidad, tenemos alternativas ecológicas y seguras. Hay que prepararlas y buscar los ingredientes, pero seguro que en verano podemos encontrar un hueco para hacerlo. Os proponemos dos versiones, una con aceites esenciales y otra más fuerte de vinagre y hierbas.


1.- Para ¾ de litro de repelente. Se mezcla la mitad de agua hervida o destilada y la otra mitad de agua de hamamelis.
Se le añaden entre 30 y 50 gotas de aceites esenciales:
Citronela, clavo, romero, eucalipto, árbol del té, lavanda, menta, cedro, canela.
Se pone en un spray para rociar el ambiente o el cuerpo.

2.- Vinagre de los 4 ladrones. Es un preparado que se utilizaba en Londres en tiempos de la peste negra para evitar ser contagiado y existen distintas variaciones sobre la misma. En este caso, se utiliza como base vinagre de manzana donde se maceran 2 cucharadas de distintas hierbas:
Salvia, romero, lavanda, tomillo, menta.

Se ponen en un cacharro que tenga válvula para expulsar el aire y se agita cada día durante dos o tres semanas. Luego se cuelan las hierbas y el preparado se conserva mejor en el frigorífico.

De cualquier forma, tener plantas de citronela por la casa o en el jardín o patio ayuda a disminuir a estos molestos y dañinos visitantes de una manera sana e inocua. Bueno para el medioambiente, bueno para ti.  




También te puede interesar

No hay comentarios :