Cuerpo limpio con un hígado sano

/
0 Comentarios
Me preguntan qué se puede hacer para mejorar el funcionamiento del hígado con el fin de ayudar a las prescripciones médicas que mis amigos están siguiendo. Así que voy a copiar un resumen de la parte que al respecto aparece en el libro “The Official Anti-Aging Revolution” de Ronal Klatz y Robert Goldman de la editorial Basic Health Publications.  
                  
El hígado puede considerarse como una gran fábrica metabólica. Procesa proteínas, carbohidratos y grasas, y sintetiza bilis, glucógeno y proteínas séricas que el cuerpo usa para el metabolismo.

Y aún más importante, el hígado es el órgano clave responsable de la detoxificación. Un hígado que funcione adecuadamente protege al individuo de venenos tanto medioambientales como metabólicos. Por el contrario, un hígado tóxico libera toxinas en la sangre.
Afortunadamente, el hígado es uno de los pocos órganos del cuerpo humano que puede regenerarse y tiene la capacidad de curarse a sí mismo.

El rol de detoxificación del hígado se activa a través del esfuerzo coordinado de dos familias de enzimas, conocidas como las citocromos p450 y las enzimas conjugadas. Así que al activar estas enzimas contemplaremos un hígado que hace su trabajo de detoxificar y excretar toxinas de nuestro cuerpo.

Hay que considera también que el hígado y el colon están estrechamente conectados en términos de fisiología y función. Así cuando el colon falla en hacer su trabajo de forma óptima, el hígado tiene que hacer un trabajo extra.

NUTRIENTES Y PLANTAS QUE AYUDAN A MANTENER UN HÍGADO SANO

  •           N-Acetilcisteína. Es un poderoso antioxidante que realiza 3 funciones: 1) ayuda a proteger el hígado de los radicales libres, 2) es el nutriente precursor del vital glutatión, 3) puede actuar como un detoxificador de fase II. El glutatión es una enzima conjugada de fase II que ayuda al hígado a desembarazarse de algunas toxinas potenciales. Conforme envejecemos, llevamos una dieta pobre, o sufrimos estrés, los niveles de glutatión disminuyen.
  •           Esquisandra. Es una hierba de la medicina china que ha sido usada durante siglos para limpiar y detoxificar el hígado. Estimula al cuerpo para que fabrique más glutatión, y posee algunos químicos activos que se han demostrado que protegen al hígado de varias toxinas y agentes infecciosos.
  •           El romero activa al hígado para que se libere de una variedad de toxinas incluyendo el exceso de hormonas.
  •           El extracto de té verde tiene numerosos protectores antioxidantes que protegen el hígado.
  •           La curcumina es un extracto de una especia asiática que una fuerte actividad en la fase II. Es asimismo un antiviral y un potente antioxidante.




También te puede interesar

No hay comentarios :