Tres consejos para mantener un peso saludable

/
0 Comentarios
Nos hacemos eco hoy de este tema que aparece en el blog de iHerb. Leí una vez algo que me ayudó a comprender por qué estamos gordos. La obesidad o el sobrepeso es el síntoma de que tu metabolismo no funciona de manera adecuada. Por lo tanto, en vez de obsesionarnos con qué alimentos engordan o no, deberíamos empezar a pensar y actuar en el sentido de cómo podemos hacer cosas buenas para nuestra salud y para que nuestro metabolismo funcione bien, porque el sobrepeso es simplemente la alarma y la señal que te muestra que algo no anda como debiera. Lo que debemos atacar no es la gordura sino el mal funcionamiento de nuestro metabolismo. Así la consecuencia de nuestros cambios de hábitos y de dieta enfocados a mejorar la salud, será la pérdida de peso. 
Hoy te presentamos 3 pequeños consejos para que incorpores a tu estilo de vida:

1. Controla las porciones. Nos ocupamos de qué comida ponemos en el plato, pero preocúpate también de cuánta cantidad y disminúyela un poco. Si estás en casa puedes coger un plato pequeño en vez de uno grande y automáticamente disminuirás la porción. Si comes en un restaurante y te da pena dejarte ese trozo de entrecot con guarnición o cualquier otra cosa que está exquisita, pide al camarero que te lo empaquete para llevarlo y al día siguiente lo disfrutarás más. Ya lo hacen con normalidad en casi todos los restaurantes.
2. Incrementa los niveles de actividad y muévete Esto frenará el aumento de peso y mejorará la salud en general. En principio no tiene por qué ser un ejercicio muy enérgico, bastará con que mantengamos el pulso alto y constante durante 20 o 30 minutos. 
Valentín Fuster, director de la unidad de cardiología del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, en su libro “La ciencia de la salud” nos lo explica mejor:

“Los ejercicios aeróbicos incrementan la demanda de oxígeno de los músculos. Uno nota que hace un ejercicio aeróbico porque debe respirar más rápido y más profundamente y porque el pulso cardíaco se acelera para poder suministrar el oxígeno que los músculos le reclaman. Como la temperatura de los músculos tiende a aumentar por el mismo motivo por el que se calienta cualquier otra máquina, porque consumen energía, al cabo de unos pocos minutos el cuerpo se ve obligado a sudar para liberarse del exceso de calor. Son ejercicios ideales para mejorar la salud cardiorrespiratoria, ganar resistencia física y quemar calorías. Los ejemplos de actividades aeróbicas incluyen caminar, correr, nadar, patinar, ir en bicicleta y, como su nombre indica, hacer aeróbic”. 

3. Escucha tu cuerpo. Cada persona es diferente, por su edad, su sexo, sus genes. Aprende cómo funciona, qué le va bien y qué no… y hazle caso. La recompensa es que en poco tiempo comenzarás a sentirte mejor física y psíquicamente. Ya sabes “mens sana in corpore sano”.  

http://thehealthyhavenblog.com/2014/05/04/3-tips-for-maintaining-a-healthy-weight/ 


También te puede interesar